La subida de las temperaturas, el aumento de las horas de luz solar y una meteorología confortable para el ser humano porque no hace ni mucho frío ni demasiado calor provoca que todos siempre demos la bienvenida a la primavera.

Es el periodo del año que más condiciona los hábitos, el estado de ánimo, la salud… y por supuesto la actividad sexual

Las razones por las que la primavera es sinónimo de deseo sexualson varias, pero te explicamos las seis más importantes:

1. Alimentación: La primavera trae consigo la llegada de las frutas de temporada, algunas con componentes afrodisíacos. Un ejemplo son las frutillas, que afectan directamente a las glándulas endocrinas, por lo que liberan el estrés del organismo e impulsan la actitud sexual. Otro producto primaveral típico es la palta, rica en ácido fólico, vitamina B6 y potasio. No hay que olvidarse que esta estación es temporada de espárragos, que estimula la liberación de histamina, que interviene en la capacidad de alcanzar el orgasmo.

2. Química sexual: El calor magnifica los olores de las personas, un elemento esencial en el universo sexual. Además, estos aromas inciden directamente sobre las feromonas, cuya única finalidad es la de atraer la atención del sexo opuesto. Esta mezcla hace que durante la estación las personas tengan más ganas de practicar sexo.

3. Vitamina del Sol: Que el astro nos acompañe durante más horas a lo largo del día no solo es capaz de alegrarnos el día. Fisiológicamente, nos permite generar el 90% de la vitamina D solo con que nos den los rayos del mismo. ¿Y qué efectos tiene su mera presencia en el cuerpo? Genera mayor nivel de testosterona, una hormona clave en el hombre para incrementar la libido y el deseo sexual.

4. Menos estrés: La sola presencia del sol es buena para el organismo. De hecho, una mayor exposición también influye en que se produzca más secreción de endorfinas, que ayudan a reducir el estrés y, por lo tanto, aumentar el deseo sexual.

5. Actitud más positiva: Además de los efectos físicos, la primavera es la confirmación de que el invierno ha quedado atrás. Por eso, al tener una visión más optimista de la realidad, los hombres tienen más predisposición para mantener relaciones íntimas con sus parejas o esporádicas.

6. Ropa primaveral: Al subir las temperaturas también provoca que por la calle la gente vaya con ropa más ligera. Así, potencia la sensualidad e influye positivamente en la libido y en el deseo sexual.

Entonces, después de leer esta nota…cómo le vas a dar la bienvenida a la estación más sexy del año?